top of page

CAMINAR SOBRE EL MAR Y CRECER 10% ANUAL...




LAS EXPECTATIVAS DEL CAMINAR PRE-ESTALLIDOS Y PRE-PANDEMIA


En 2018, antes de los estallidos sociales y la pandemia, la expectativa de crecimiento de América Latina, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) era la siguiente:




PERSPECTIVAS 2018


En 2021, pasados los peores momentos de los estallidos sociales y en una pandemia que parece ceder, la expectativa de crecimiento de América Latina y el Mundo, según el Banco Mundial es la siguiente:


PERSPECTIVAS 2021, DURANTE PANDEMIA


Crecimientos de 2.9% y 2.5% para 2022 y 2023 son niveles altos, al compararse con el 1.8% que como máximo se esperaba en los países de interés OCDE en 2018.


En el reporte OCDE (2018), antes de estallidos (2019) y crisis pandémica (2020-2021), se esperaba un crecimiento de 1.8% anual para el 2021 (mismo que el Banco Mundial corrige ahora a 5.2% con el actual comienzo de salida de la pandemia), un 1.3% anual para el 2020 (que el Banco Mundial reporta como -6.5% por la entrada en acción de la pandemia), así como un 0.5% para el 2019 (que finalmente fue de 0.9%, a pesar del comienzo de los procesos visibles de los estallidos sociales), tras un 1.3% del 2018, en los países relevantes para OCDE (que reportado para toda la región desde el Banco Mundial fue de 1.8%).



CAMINANDO SOBRE LAS AGUAS DE LA PANDEMIA Y DE LA POST-PANDEMIA


Desde el mundo de los inversores privados, hace un año, en Agosto de 2020, las expectativas no daban más allá de un 5% de crecimiento a nivel regional, un valor similar al que se esperaba para Chile 2020, pero que equivale a la mitad de lo que hoy se espera en el Chile 2021, según se analizará más adelante:



EXPECTATIVA A AGOSTO DE 2020


Las expectativas de hace un año para el cierre 2020 y para el cierre 2021 no se cumplieron como tales, sobre todo porque estaban afectadas por el ruido político observado en Chile, Colombia y otros países de la región, así como la pandemia, lo cual generaba demasiada incertidumbre.


Hoy por hoy, con países que entran en su nuevo normal, asociado a la salud y los servicios desarrollados con nueva tecnología y más productividad, el 2021 se muestra con expectativas regionales muy diferentes.


Por ejemplo, en Chile, se tiene expectativas de crecimiento cercanas a 10%:


"PIB chileno podría crecer un 10% adicional en 20 años si el país invierte en salud", según experta del McKinsey Global Institute

Posiblemente, las noticias de las agencias privadas hagan que la Comisión Económica para América Latina (CEPAL ), revise al alza, nuevamente, el crecimiento de América Latina y el Caribe en 2021, pues sus últimos reportes eran más bien conservadores, indicando que la región no alcanzaría a revertir los efectos adversos de la pandemia.


Algo de aquello se observa ya, cuando dicho organismo ha elevado su estimación de crecimiento regional para este año a 5,2%, producto del rebote, indicando eso sí, que aquello no asegura una expansión sostenida, y advirtiendo que los impactos sociales de la crisis se agudizan y se prolongarán durante la recuperación.


De hecho, en Abril, la CEPAL había ya mejorado su proyección de crecimiento para América Latina en 2021 a 4,1%, pues su proyección anterior, hecha por el organismo en Diciembre de 2020, era de un 3,7.


La expectativa actualizada de los privados, sumada a la del Banco Mundial, la OCDE y la CEPAL, hicieron que el siempre conservador Fondo Monetario Internacional (FMI) eleve en Abril sus previsiones de crecimiento económico de América Latina para 2021 al 4,6 %, medio punto por encima de su pronóstico de enero, y de Chile en particular, del 5,5% al 6,2%.


Tal como se observó anteriormente, en 2020, la economía regional latinoamericana se hundió menos de 7%, según los últimos cálculos del FMI, que en enero había estimado una caída mayor, del 7,4%.



LAS PROYECCIONES DEL FMI AL CIERRE DEL PRIMER TRIMESTRE 2021


Al cierre de Julio, el FMI volvió a revisar sus cifras, al alza, mantiendo la proyección de crecimiento mundial de 6% pero elevando las de América Latina al 5,8%, casi un cuarto más de crecimiento que el proyectado solo tres meses antes.


El FMI también revisó ligeramente al alza sus previsiones de crecimiento en Latinoamérica y el Caribe para 2022, con una mejora de una décima, hasta el 3,2%, año en el que el crecimiento ya debería haber terminado de rebotar en la mayoría de países, y equivaldría casi a 6 veces el crecimiento esperado para el 2019 (en el 2018) antes de estallidos por la OECD para un año pre-pandémico.


Por lo pronto, Chile registró un récord de crecimiento económico de 20,1% en el primer semestre del 2021. La actividad económica de Chile creció a un récord de 20,1%, en junio pasado, impulsada por la adaptación de los sectores productivos a la pandemia, y sobre una tasa de comparación baja frente al duro mes de junio de 2020, según informes del Banco Central de Chile.


Es de esperar que dicha tasa se pondere con el 0.3% de crecimiento observado en el primer trimestre, y se normalice durante este segundo semestre, esperándose una tasa que muchos analistas piensan que puede llegar a ser de 10% anual al cierre del año, pues el mercado privado de inversiones ha elevado, en este Agosto, por octavo mes seguido la proyección de crecimiento económico de Chile 2021, ajustando cálculos para los próximos años igualmente. Los expertos esperan, además, que el Índice Mensual de Actividad Económica (Imacec) de Junio experimente un crecimiento histórico de 18%.


Siendo conservadores, Chile tiene al alcance volver a sus niveles de PIB previos al virus, y lo mismo pasará en la región conforme avance el proceso de vacunación y las economías se hayan vuelto más eficientes en función del cambio tecnológico generado por la pandemia.


En Chile, el Banco Santander prevé un crecimiento del 8% para este año 2021

61 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Política
Cultura
Economía
Sociedad
Ambiente
bottom of page