top of page
  • Foto del escritorADN@+

BYE POPULISMO, CHAO DISCO RAYADO!




Hasta los años ochenta, e incluso hasta bien entrada la primera década del siglo 21, América Latina conocía lo que era el molestoso ruido de un disco rayado, fuera este uno de acetato, o incluso un buen disco compacto.


Físicamente era imposible de escucharlo.


Era insoportable.


Con el advenimiento del IPOD, y el reino de las plataformas digitales, el disco rayado fue quedando en el olvido, reemplazado en su función molesta por los anuncios y las propagandas: esas repetitivas aves de rapiña, agazapadas en la mentira del servicio gratuito vía Internet. Esas que te vendían contenido "freemium", pero que te cobraban más luego que tarde, de modo de liberarte del sonido insoportable de la propaganda repetitiva y a veces, casi siempre, absurda, que te ocultaba el contenido verdadero que tú querías escuchar.


Como siempre, el mercado, el mecanismo de precios, y el trabajo que genera ingresos han sido nuestros grandes aliados para irle ganando, con tecnología, a las fallas, el ruido, las rupturas, y el vacío.


Aún así, hay un espacio donde el mercado no ha logrado vencer: el de las políticas públicas: esas donde los políticos representan falla, ruido, ruptura, vacío, propaganda, cobro insoportable, molestia una y otra vez, en fin: el último escondite del "disco rayado".




América Latina es el reino de la post-verdad. Si en algún continente ha atacado con furia el relativismo es en el pegajosamente tropical espíritu latino y americano.


La prueba de ello es el nivel de poder que subsiste en el socialismo del siglo 21, que más allá de su fracaso durante la década pasada, sigue allí presente, amenazante y corrupto, vivo y lleno de noticias falsas, organizaciones disfrazadas, apoyos ocultos, agendas no transparentadas, y financiamientos no legales, que dan vida a líderes populistas realmente ajenos a lo que propugna el verdadero socialismo, según los puristas de dicha antigua tendencia, y aún más ajenos a lo que es útil en los mercados del siglo 21, según los puristas de la nueva tendencia del capitalismo del siglo 21.




BYE, BYE, DISCO RAYADO


Si América se decide, puede dejar atrás el disco rayado del populismo del siglo 21.


Nuestra apuesta tiene diez pasos, avanzando desde la línea de base 1/10 (10% de desarrollo) en que nos encontramos actualmente:


  • 1. Disco Rayado. Post-Verdad. Situación Actual. Receta Relativista. Mega-Burbuja.

  • 2. Post Fake News: Romper la Burbuja Informativa que nos Rodea.

  • 3. Post Política: Romper la Burbuja del Estado que nos Absorbe.

  • 4. Post Economía: Romper la Burbuja de los Monopolistas que nos Quiebran.

  • 5. Post Socialismo: Romper la Burbuja del Gasto que nos Liquida.

  • 6. Post Cultura: Romper la Burbuja de lo Nacional que nos Invisibiliza.

  • 7. Post Plástico: Romper la Burbuja del Desperdicio que nos Cocina Vivos.

  • 8. Post Individualismo: Romper la Burbuja del "Sálvese Quien Pueda" que nos Aísla.

  • 9. Post Rentismo: Romper la Burbuja Tarifaria Abusiva que nos Extrae el Excedente.

  • 10. Post Comunismo: Romper la Burbuja del Disco Rayado que Mata la Comunidad.


Dicen que "La Derecha y la Izquierda Unidas Jamás Serán Vencidas"; sin embargo, si seguimos la "Hoja de Ruta" (de los 10 pasos antedichos) para abandonar el Populismo del Siglo 21, podremos avanzar con fuerza hacia mejores destinos:


BIENVENIDO CAPITALISMO DEL SIGLO 21!


El Capitalismo del Siglo 21 requiere una verdad efectiva, independiente de la ineficacia del estado, de total eficiencia, en cambio, en la ruta de la competencia en los mercados.


El Capitalismo del Siglo 21 requiere una regulación efectiva, independiente de la ineficiencia de los reglamentadores, de total eficiencia, en cambio, en la ruta de la libertad en los territorios.


El Capitalismo del Siglo 21 requiere una responsabilidad efectiva, independiente de la ineficiencia de la mano invisible, de total eficiencia, en cambio, en la ruta de la tarificación sustentable a costo marginal de largo plazo.


Con esto, bien podremos pensar moralmente, que hemos logrado seguir, finalmente, más al Smith de "La Teoría de los Sentimientos Morales" que al Smith de "La Riqueza de las Naciones".




EL CAPITALISMO DEL SIGLO 21 requiere creer en sí mismo como una solución social, tomando su lugar con orgullo en términos de competir por servir a las comunidades como centros de la política pública, sin temor a hacer compatible dicho trabajo con la lícita y honrosa búsqueda de acumulación, derecho a la propiedad, consecución de lucro, reinversión, crecimiento, y aporte vital al verdadero desarrollo.



SOLO DOS CONCLUSIONES


1. ¿Si no decimos la verdad del capitalismo en este siglo, cómo esperamos dejar de estar atados a la mayor mentira del siglo pasado?


2. Si la batalla es cultural, hay que comenzar por decir las cosas como son, dialogando como se debe, cohesionando donde se requiere, sirviendo desde que se madruga hasta que la energía se agota, día a día.


Queda aquí escrita la hoja de ruta, para que la vayamos comentando y sobre todo podamos continuar cantando la canción completa del buen capitalismo, el eterno, fortalecido para ir de principio a fin, sin tener que regresar como una aguja de tocadiscos hacia el mismo punto eterno del fracaso del estado populista.


¿Nos animamos y confiamos en la música social del desarrollo libremente solidario y orgullosamente capitalista?


ANIMÉMONOS: ¡NO NOS QUEDEMOS COMO DISCO RAYADO!


HAGAMOS MÚSICA DE VERDAD!




SI LAS PACES DEBEN CONSTRUIRSE DESDE LA PSICOLOGÍA DE MASAS, COMENCEMOS POR CONSTRUIR COMUNIDAD DESDE NUESTRO MEJOR ADN@+, COMÚN Y POSITIVO!

84 visualizaciones0 comentarios

Comments


Política
Cultura
Economía
Sociedad
Ambiente
bottom of page