top of page

Mayo y Agosto: Quito, Yaguachi y Pichincha... 1563/1809/10/21/22/2021

Guillermo Lasso, Costeño y Guayaquileño, asume hoy 24 de Mayo de 2021, el poder en Carondelet, el Palacio de Gobierno ubicado desde hace 458 como centro de poder (desde el 29 de Agosto de1563) en el Centro Histórico de la Capital Quito, en Ecuador, primer Patrimonio Cultural de la Humanidad declarado por la UNESCO (1978).

Nótese en la imagen algo muy simbólico: los 3 honores que se hacen y marcan la fuerza con la cual se detentará el poder en Quito.

1. Luego de la entrada de la prensa, se ha dispuesto que ingrese, con honores, el Alto Mando Policial.

2. Enseguida, el Alto Mando Militar

3. Finalmente, el tercer honor le corresponde al Poder Legislativo.

En este último caso, el honor es muy simbólico, pues lo legislativo está presidido por los aliados del gobierno entrante de centro-derecha, nombrándose en el programa con nombre y apellido a Guadalupe Llori, una mujer de izquierda y líder del movimiento indígena, que pasó cárcel durante el año 2008, y cuyas luchas de los últimos 15 años concluyeron con su nombramiento el 15 de Mayo de 2021, como Presidenta de la Asamblea Nacional.


Estos honores le dan sustento de fuerza pública, presencia político-territorial, e incluso contenido social-ideológico, al gobierno liberal y pro-mercado que arranca hoy al asumir su mandato de 4 años Guillermo Lasso.


Volvamos a la agenda arriba presentada, por su carácter revelador: Ya luego de los honores, ingresan a Carondelet jefes de 10 estados que aún en pandemia han querido estar en Quito (incluyendo Ecuador), en su orden (no alfabético, ¿quizá de afinidad?): Brasil, España, Chile, Colombia, Paraguay, Haití, República Dominicana, Honduras y Uruguay.


Es de esperar que las alianzas en lo militar que durante décadas ha tenido Ecuador con Brasil, España, Chile y Colombia, marquen una mesa de poder inter-continental, en tiempos de tensión entre el mundo liberal y el resto de países. Nótese que en la línea de Cancilleres y Ministros visitantes se coloca en primer lugar al Secretario de Estado de los Estados Unidos.


No se observa presidentes de Nicaragua, Bolivia, Venezuela, Cuba o Argentina en el listado de jefes de estado; quizá si los resultados de Abril hubieran sido distintos, el listado habría sido escrito en ese orden, incluyendo quizá a Rusia o China, Irán y otros aliados que en el pasado estuvieron presentes, claro, en otros tiempos previos a la pandemia.


La pandemia quizá sea la explicación por la cual no aparecen en el listado los aliados que más se beneficiaron de la riqueza petrolera y minera, o los bonos de deuda y medios diversos de producción, comunicación y vida del Ecuador durante los últimos 15 años.


Quizá el que estos últimos no estén presentes en las primeras líneas, implique que este cambio no solo es uno de mando, sino de tendencia: un nuevo cambio de época en lo internacional.


Cambio de Epoca en lo Nacional


Junto con la tendencia internacional, vale la pena analizar también el cambio de época en lo nacional.


Para ello, vale, como antecedente, y con un poco de curiosidad histórica y de estudio de cómo queda atrás el regionalismo, leer unos párrafos de la "Enciclopedia del Ecuador" de Efrén Avilés Pino (fallecido en el siglo pasado).


En la misma se menciona, sobre la Real Audiencia de Quito, la siguiente cita: "Una de las pruebas de que era nulo el interés que a la corte de España inspiraba esta infeliz colonia, es la tardanza con que un Presidente vino a ejercer su cargo: fue nombrado y tardó cinco años en venir» (Roberto Andrade.- Historia del Ecuador, tomo I, p. 94)".


Curiosa cita, en la que se destaca el término "infeliz". Algo que ha caracterizado a Quito, efectivamente, durante los últimos 15 años, efectivamente: mucha infelicidad.


Esa infelicidad se vuelve felicidad hoy: al mirar la presencia del Rey de España (el único Rey entre los invitados que estarán en el cambio de mando en Quito).


Para todos los ecuatorianos, mirar de nuevo hacia la grandeza de Quito, con la presencia de reyes y presidentes en su seno y en su centro, es un gesto de reconciliación entre la colonia que en realidad, fue las más querida, conforme lo atestigua la presencia de un Quiteño monumental en el Palacio de Madrid (Atahualpa), o lo atestiguan las bellísimas y monumentales Iglesias y arquitectura española de Quito.


Quizá pronto se cantarán más veces las sagradas estrofas del himno a Quito, que durante los últimos 15 años permanecieron cercenadas, por rezar esta frase que a muchos nos encanta, pero que quienes gobernaron la ciudad y el país detestaban y la eliminaron en sus gabinetes nacionales y locales: "Oh ciudad española en el Ande, Oh ciudad que el Incario Soñó; porque te quiso Atahualpa eres grande, y también porque España te amó".


Ciertamente, Quito vuelve a estar de Fiesta


Pronto Quito volverá a su cultura y sus fiestas de Diciembre, y de seguro a su Agosto como Mes de las Artes, dejando atrás lo sombrío con lo que le pintaba en su historia Avilés Pino, que de todas formas sí mencionaba un hecho cierto: "el 29 de agosto de 1563 Su Majestad don Felipe II expidió en la ciudad de Guadalajara, España, la Cédula Real por medio de la cual se creó la Real Audiencia de Quito".


En esas épocas, Quito quedó liberada de sí misma: la guerra civil entre hermanastros que había ganado el hermano Quiteño, Atahualpa, sobre Huáscar. La capital del imperio Inca estaba en Quito, donde se instaló la capital religiosa de las Américas también, debido a su posición junto al Sol, Dios de los Incas. España reconoció aquello y le dio el status que ameritaba, e hizo una conquista silenciosa y una colonia duradera, centrada en la religiosidad y calma de un pueblo imperial y conectado con Dios.


La libertad de la creencia en el Sol como un Dios, para abrazar un sincretismo cultural que uniera a Quito con el mundo, fue lograda a través de un minucioso trabajo en el espíritu y el cuerpo de los habitantes y su ciudad, creando una nueva fe, unida a sus monumentos y sus obras de arte, su expresión cultural a partir de la creación de la Escuela Quiteña, y también por medio de la fuerza de una industria textilera y una conexión abierta con la riqueza minera Oriental, que hoy vuelve a ser protagonista.


Agosto ha sido siempre un mes de libertad en tierras ecuatoriales, lo mismo que Octubre ha sido el de las celebraciones regionales en la segunda ciudad de Ecuador.


Tres perlas de la obra del ya fallecido insigne historiador guayaquileño llaman -por ello- la atención, como relatos de una época de relatos extraños, que implican no solo el apelativo poco amable de "infeliz" para Quito, sino que indican una dudosa "dependencia" del astillero de naves (Guayaquil), restándole también otra gloria muy relevante -como hemos mencionado anteriormente- en estos años: la del descubrimiento del Amazonas.


Mayo, 1822-2001


Mayo marca por ello, el fin de las confrontaciones y el comienzo de los apoyos.


Si uno lee con cariño y sin regionalismo nacional o intra-continental, la historia es maravillosa.


Hace 199 años, Quito recibía tropas de todo el mundo, literalmente, para liberarse, incluyendo tropas venidas desde Guayaquil, sin duda, pero también desde el actual Reino Unido, desde Chile, por supuesto desde Colombia y Venezuela, y también desde otros países europeos, incluyendo curiosamente, algunos soldados maravillosos Franceses y Rusos, merced a la lógica libertaria y liberal de Simón Bolívar y Antonio José de Sucre.


Todos ellos festejaron no solo en Quito, sino en Lima también, ya luego, cuando desde Quito se acudió a contribuir a la liberación definitiva del Virreinato entero, hasta conquistar Lima y producir el encuentro de Bolívar, Sucre, San Martín, y por supuesto, O'Higgins, nacido este último un 20 de agosto de 1778, en Chillán, Chile.


Algunos textos regionalistas producidos durante las décadas pasadas de autoritarismo en Ecuador trataban de reescribir la historia, indicando que Quito no había peleado por su libertad y que había sido Guayaquil la que lo había liberado. Esto ha quedado en el pasado con los hechos de estos días, como en los datos históricos.


Por ejemplo, el que O Higgins fuera hijo natural del virrey del Perú Ambrosio O'Higgins, y luego fuera libertador de su país, y pasase posteriormente a ser un impulsor e incluso financista -desde la Capitanía de Chile- de la expedición de José de San Martín (desde el Río de la Plata) para terminar con el último virreinato, sumándose a los patriotas peruanos y asegurar la independencia de América, no lo hace libertador del Perú.


Los libertadores de Lima fueron limeños, apoyados por Latinoamericanos y miembros de todo el Virreinato y todas sus audiencias y zonas de influencia.


Del mismo modo, se podría pensar entre Guayaquil y Quito, donde en lo nacional, como lo internacional, es mejor pensar en la cooperación y la unión de las fuerzas, como mecanismo de defensa y recuperación de la libertad.


Eso es lo que ha pasado hoy, finalmente, en el cambio de mando verificado este 24de Mayo de 2021.


Quito y el Futuro


El futuro es brillante si se lo mira desde el Sol de Quito. Junto con su posición geográfica, y su verdadera historia, hay temas que tradicionalmente Quito siempre ha consolidado en América; no es tanto la majestuosidad de su Centro Histórico lo importante, sino su orgullo libertario, que hoy se ha puesto de manifiesto a través de su voto democrático.


La democracia y la política han conformado la identidad de los quiteños.


Su forma de gobernarse, en comunidad y desde lo técnico, son reconocidas como las razones principales por las cuales el país ha sobrevidido unido y hoy libre, democrático y creyente.


Mirar a Quito y su futuro esmirar a Guayaquil y Ecuador, como un destino de paz, como el que ahora todos anhelamos pase a recuperarse en América. Lo que ocurre en Ecuador marca una hoja de ruta para el Continente, una vez más, por su posicionamiento histórico y geotráfico, estratégico, en el Equinoccio, el Pacífico y los Andes.


La Vida Renace


Quito es un refugio de vida desde el Pleistoceno; así lo definieron sus primeros habitantes y así lo muestra su mega-bío-diversidad, así como su riqueza mineral, que ha atraído a sus subsecuentes exitosos conquistadores, todos derrotados desde su libérrima identidad, sin embargo, para recuperar su capital natural, social, humano, hoy financiero, siempre político, simbólico, espiritual y relacional (como sede del encuentro), en beneficio de una América posible y brillante.


Son estos capitales de gracias los que hasta la fecha le siguen teniendo como ciudad capital de un país que se proyecta con fuerza como estandarte, unido, del liberalismo real y el libertarianismo de alcurnia, ese que soñó y por el que dio la vida Gabriel García Moreno, justamente un Agosto (el 6) en 1875, y que todo el buen pero corrompible e insuficiente liberalismo estatista totalitario a lo revolucionario y abusador de la imagen de Alfaro no han podido borrar del mapa.



Volviendo al Te Deum


Ciertamente, hoy se ha iniciado el cambio de mando, además, con un TeDeum, como era tradicional antes de los 15 años de gobierno pesado y pasado cuyo centro político se había desplazado hacia Guayaquil, juntando el cierre de algo curioso: Octubre.


Así como Agosto es un mes de libertad, Octubre lo es por igual: en dicho mes se dieron dos eventos históricos en Guayaquil, la ciudad que tradicionalmente disputa la capitalía no solo económica, sino política del Ecuador: el 9 de Octubre de 1820 se dio el primer episodio militar en firme para independizar a la Presidencia de Quito del dominio español.


Del mismo modo, el 8 de Octubre de 2019, tras el estallido indígena que llegaba sin control a Quito, el presidente Lenín Moreno se vio obligado a cambiar la sede del gobierno central a la ciudad de Guayaquil.


Quito como Ciudad, Despertó, y con Ella, Despertó la Libertad

El amor por la dignidad que hizo de Quito un titán capaz de derrotar a todo gobierno totalitario y a todo tirano sin valores, despertó a los Quiteños, Serranos, y Amazónicos, pues lo ocurrido en Octubre, hace 2 años, estuvo a punto de cambiar el mapa político del país de manera definitiva.


No podía cambiarse la historia y dejarla en manos de intereses solamente económicos y de una élite ligada al estado, desde grupos de poder.


Más bien, hoy, se ha conectado con un viejo y noble, loable y amado anhelo de Guayaquil: la verdadera libertad y el productivismo, que si se mueven unidos, junto a la justicia social tradicionalmente buscada por los demócratas sociales y cristianos quiteños, permitirán que Ecuador pueda, como país, aportar al crecimiento económico y político con progreso y equidad, como ha mencionado en su discurso hoy el Presidente Lasso.


Esto es algo que nos enseñaban desde chicos los Jesuitas en el viejo y querido Colegio San Gabriel, llamado así en honor a Gabriel García Moreno, quien dio su vida defendiendo el desarrollo de todas las tierras que fueran parte de la Real Audiencia de Quito y hoy áreas de influencia de Ecuador: desde Cali hasta Cajamarca, proyectándose hacia Iquitos y hasta Galápagos, y llevando repercusiones extra-territoriales, más allá, hasta Panamá y Chile, en apoyo a la libertad: creando ecos hacia todo el pacífico y más allá en lo extra-continental.


Unidad y Libertad Verdadera


Hoy 24 de Mayo de 2021, comienza a vivirse el primer día del Bicentenario de la libertad lograda en la Batalla del Pichincha.


Hoy revive el ideal Quiteño: el día de la libertad de España, con presencia del Rey de España, en un Ecuador nuevo, que trasciende lo conocido y reconocido por historiadores nacionales e internacionales: el despreciar el mero regionalismo, y el combatir como un fenómeno negativo, el serranismo vs el costeñismo, o el amazonismo, que hoy han quedado en el pasado, al haberse juntado todos los ecuatorianos en la Asamblea de Quito, con autoridades del Oriente y la Costa de Ecuador.


La libertad, misma que hoy se retoma en verdadera unidad instituida, hace al Ecuador volverse con su mirada hacia todo aquello que fue lo real, lo quiteño, lo colombiano, lo republicano, lo verdaderamente guayaquileño y lo ecuatoriano hasta llegar a este efectivo "cambio de época", el que viene a dejar de lado la mano de infelicidad que dejó en los hogares el trío de lustros del mal llamado "socialismo" del siglo 21.


"Hoy es un día histórico" dijo Guadalupe Llori como primera oradora y verdaderamente comunitarista de este 24 de Mayo. Citó a Tránsito Amaguaña:


"La unidad es como la mazorca, si se va el grano, se pierde la fila, se pierde la columna, se acaba la mazorca" Tránsito Amaguaña

Guadalupe Llori habló de "Un país en que se convive en diversidad", de "acuerdos", saludando a los presidentes de los países, al vicepresidente Borrero y al Presidente Lasso, y dándoles la bienvenida en la Asamblea Nacional del Ecuador, como primer poder del estado.


Igualdad, Libertad, Justicia Social y Protección de la Pacha Mama


Lo mencionado por Llori implicaba, por ejemplo, ya no quitarle perfil al primer grito de Independencia de Quito, del 10 de Agosto de 1809, al asumirse el discurso de hoy, como un Primer Grito de Independencia del Siglo 21.


De hecho, por primera vez, una mujer amazónica ha llegado a la Presidencia de la Asamblea.


El Ecuador va hacia la prosperidad al reconocerse como un país formado por una identidad común entre blancos, negros, indígenas y mestizos.


Esto lleva la transmisión de mando de este 24 de Mayo, hacia una libertad donde el llamado de Llori es a "crear la cultura del bien común y el respeto mutuo", para luchar por los "grandes consensos". La palabra izquierda, derecha, o la ideología no son malos. "Los problemas están en la corrupción, en el dogmatismo, o el sometimiento", dijo Llori.


El diálogo será lo que permita dejar de omitir de los libros de historia la matanza del 2 de Agosto de 1810, y ocultar todo vestigio de la sangre derramada por los quiteños para liberarse, detonando un proceso que una vez más pueda ser seguido, luego, por todas las presidencias de América, como ya ocurrió en los 1800.

Los 520 años de resistencia hoy se juntan en una sola mesa de diálogo, donde un banquete conjunto permitirá la posibilidad real de un país nuevo, lleno de riquezas.


Sin importar cómo vaya a ser la historia, finalmente, Quito hoy a vuelto a ser la capital de la República del Ecuador, tras haber votado, y tras haber acogido el diálogo y los países, sin regionalismos odiosos, del pasado, con un Guayaquileño para Presidente del Ejecutivo, recibido en sus últimas palabras, en Quichua por una Amazónica como Presidenta del Legislativo, para entregarle el mando.


Todo eso pasa en Quito.


Pasa en Quito, en la sede del poder legislativo, donde la fuerza del Presidente Lasso sumó recientemente a los partidarios de todos los territorios y diversidades, lo indígena sobre todo, de Sierra y Amazonía, para convocar a todos, como Ecuatorianos, juntos: los del ciclo Sierra-Amazonía, como un solo puño, junto a los de régimen Costa y Galápagos, comenzando un año del bicentenario de la Batalla del Pichincha, con preparativos democráticos establecidos por las instituciones, la democracia y el voto popular, entre Febrero y Abril de 2021.


Pasa, luego, y por supuesto se ha decantado ahora mismo, en este Mayo 24, tras las tomas de juramentos, post batallas legislativas que han conformado una alianza capaz de dar discurso unificador y pacífico, luego de derrotar, como lo ha dejado en claro la autoridad, que mira ya desde lejos los autoritarismos de líderes pasados que detentaron el dominio de la Costa, de la Sierra y del Oriente en el pasado, quienes recibieron una invitación a sumarse al futuro, pero sin autoritarismos, de modo que no queden como la imagen (disculpas las palabras que allí constan, en la vereda de la historia, según los textos de "Oso Justiciero") que los retrata de la siguiente forma en redes:



En este segundo, mientras escribo, la imagen superior, de la caricatura queda ya en la historia, pues este mismo segundo, el Guayaquileño Guillermo Lasso queda posesionado ya como Presidente Constitucional de la República del Ecuador y ha recibido el símbolo que se le ha impuesto, la Banda Presidencial, desde Guadalupe Llori, como Presidenta, amazónica ella, de la Asamblea Nacional, en Quito.


Es mejor mirarlo a Guillermo Alberto Santiago Lasso Mendoza, recibiendo el Collar al Mérito:



Al mirar la majestuosidad real del poder y compararla con la caricatura en la que sus propias acciones convirtieron en pasado a recientes líderes, pedimos disculpas por los garabatos en la imagen previa asignada por "Oso Justiciero" a nuestro buen amigo, Jaime Vargas, que hizo su lucha, pero que esperamos pueda todavía, como todos, alejarse de los cantos de sirena del autoritarismo que los caricaturiza.


Ecuador ha cambiado, al mirar la imagen superior y la exactamente anterior a este párrafo. Esperemos ningún nuevo líder llegue a tener tanto poder como para caer arrastrado para verse sentado de la misma forma, como le pasó a Rafael Correa, que hoy queda en el ojo de la "Sal Quiteña" junto a sy reciente aliado, Jaime Nebot, y a otro aún más reciente auto-alejando de su partido (que lo llevó a ser casi Presidente) Yaku Perez, no presente hoy junto a Llori.


Todos ellos deberían estar en la imagen real y no en la caricatura, pues fueron protagonistas de procesos, pero cayeron en el molino de la política y la molienda de los capitales políticos en que se convirtieron los eventos de agresión a Quito en Octubre de 2019. Hoy nadie se libra de cómo luce en redes sociales, donde -sobre todo los Quiteños residentes en Quito- alentaron su alejamiento político del resentimiento, el racismo, la disputa, y el uso de la fuerza de palabra y obra.


Dejar Atrás la Caricatura


Es bueno dejar atrás el país de la caricatura, y qué mejor que la imagen que colocamos a continuación, que muestra un sentimiento familiar y un momento de emoción auténtica: que se contrapone con la caricatura publicada en redes (recibida desde Guayaquil ayer, enviada con mucha pena, y recibida con igual pesar, desde queridas amistades que disfrutan la lectura de este blog).


Es más valioso cambiar el pesar por la emoción, al mirar ahora el discurso de Guillermo Lasso, al borde de las lágrimas, al agradecer a su esposa, al comenzar su discurso de honor:



Su ceño fruncido, y sus labios apretados para no llorar, muestran su fuerza para afrontar junto a su familia y el país, con total independencia ya, los retos que vienen: dejando en las lágrimas contenidas, la felicidad que ha mostrado frente al mundo, por dejar atrás la infelicidad producida por los comportamientos recientes del autoritarismo, reflejado no por las personas, pero sí por los cuatro personajes en la caricatura, que hoy ya no duele, sino que se archiva.


Las lágrimas de Lasso son las que derramamos todos, celebrando el dejar atrás el poder del primero en la caricatura a la izquierda, a quien se le tuvo que resistir vía uno y mil juicios que finalmente se le ganó desde personas naturales y jurídicas, estando El todavía como jefe del estado; son las lágrimas de la alegría por volver a ver perspectiva, tras el quebrar y quebrar de empresas, partidos y grupos, previo a la pandemia; son las lágrimas de muchos que miran en el estado una luz, capaz de guiarse por la acción que pide la ciudadanía hacia un poder que le era vertical y siempre tuvo el rictus fruncido del salvador de la patria.


Hoy Lasso conmueve, pues se muestra como lo opuesto a lo que estuvo gobernando tras bambalinas, hasta ahora: los liderazgos mesiánicos, como bien dijo Lasso: que estaban en contra de todo pensamiento y propuesta que naciera del diálogo.


Lasso hoy y ahora, ya con fuerza, y asumiendo el mando, y mirando hacia el frente, mira también hacia su derecha y dice hoy que aquí "termina la era de los caudillos" en Ecuador:


Son los nuevos tiempos que se toman ya el poder, al que se accedió con el apoyo que deja atrás al segundo desde la izquierda en la caricatura, y que no habría sido posible sin la huella triste que deja atrás el último a la derecha.


Lasso se compromete con El y con todos, fuera de la caricatura, a proteger de verdad la naturaleza y la vida, para "no saciar el hambre de pocos".


Lasso menciona que su fuerza nacerá no tanto de cuánto alce la voz sino "de cuánto escucharé al pueblo antes de hablar".


Es un cambio notorio que lo coloca en el centro de la agenda pública con una luz de escucha que tanto se ha esperado y que no solo emociona, sino que permite pensar nuevamente, con libertad.


Un Ecuador de Futuro


"El gran cambio pacífico ha maravillado al continente y al mundo" dice Lasso, quien le da la fuerza a la democracia, y a los ecuatorianos, que asimilamos la mayor lección democrática: "no hay democracia sin participación de los ciudadanos".


"Hoy los ecuatorianos queremos que nuestro voto haga un país más justo" y un "contribuir al bien común".


Esto marca una diferencia enorme y de avanzada, colocando en el poder un modelo de diálogo donde caben, ya sin resistencias que hagan odiosos a valiosos líderes como el segundo desde la derecha, en el país real, donde no se impida con trampas que se concreten alianzas de unidad, ojalá ahora sí, tras los años, en la misma sede de Pachakutik, como es de expecttiva pública y como se ha ratificado ahora, con el acercamiento de Llori, que supera al alejamiento de Yaku.


El Ecuador que viene es el de los nuevos espacios de alianzas y diálogo y el de su propia auto-inclusión en los diálogos y el trabajo desde lo comunitario y local con el gobierno nacional, como le había hecho en su tiempo, con otro estilo, hoy lejano, en pocas horas, en Nebot.


Ecuador Institucional


Hoy Ecuador menciona, de la mano de su líder que va a mandar obedeciendo, dice que "hoy se inicia el camino al Ecuador del Encuentro", donde el Ejecutivo va junto a líderes de izquierda, derecha, ambiente y lo indígena, que vendrán a reemplazar la ira, el racismo, la polarización y la violencia verbal.


Hoy la historia vuelve a su punto de equilibrio, al volverse a mirar, con perspectiva y humildad, de abajo hacia arriba, con diálogo como una escalera a subirse paso a paso, democráticamente, solidariamente, con fraternidad y respeto, apuntando los honores hacia la bandera nacional y no a un personaje humano, como el gran unificador del país.



Este mes, en Agosto, se cumplen en promedio, 200 años de independencia de lo que fue la Real Audiencia y sigue siendo la Presidencia en Quito: 201 años desde Agosto de 1820 en Yahuachi, y 199 años desde Agosto de 1822 en Pichincha.


Que los líderes que no dialogan sigan sentados en la vereda de los hogares de sus partidos y espacios, ya personales, mirando pasar el tren de la historia, donde han perdido el poder.


Que la imagen del proceso de ira y violencia quede en el pasado; nosotros enfoquémonos desde hoy en dar paso al país en 4-D y la América libre que surge en este Agosto de 2021: un país real, con volumen, en tres dimensiones y en movimiento, con Dólares, Derechos, Diálogo y Democracia, donde "los jóvenes tendrán libertad", como ha mencionado Lasso.


Que América, como Ecuador, encuentre también un camino de rosas para el diálogo y la cohesión social; ése es nuestro anhelo.



Desde Chile, hemos mirado, gracias a Teleamazonas, en vivo, la transmisión del mando; podremos pronto viajar, saldremos pronto de la pandemia y tendremos posibilidades siempre, desde lo remoto y desde todos los rincones del planeta, el continente y la región, para aportar hacia la libertad:


Hoy todos nos miramos por TV, vía pantalla, y vía comunicaciones remotas. Todos, desde dentro y fuera de Ecuador, iniciaremos la reactivación económica no solo de Ecuador, sino de América.


Asumimos el reto, desde Chile, de hacer crecer el Producto Nacional Bruto, como Ecuatorianos. Felicitamos al gobierno entrante, y nos comprometemos, desde Politics' Pub, a trabajar y movilizar inversiones entre la región, con Chile y Ecuador como puntos de referencia y libertad.


Finalmente, algunos presidentes no pudieron ir, incluido el de Chile, que había programado su presencia, pero es que acá tenemos mucho por hacer todos, todos, todos. Acá y en América.


"Hoy el Ecuador declara que abre sus puertas al Comercio Mundial, buscaremos estar presente en el menor tiempo posible en la Alianza del Pacífico como un miembro pleno". "Más Ecuador en el mundo, y más mundo en el Ecuador".


En el mundo habitan 7000 millones de habitantes. "Ahí está la gran oportunidad". Acá estamos, no solo para Ecuador, sino para América, para Chile, por supuesto, pero también para Perú, Colombia, Panamá, Centro-América, los Estados Unidos, el Pacífico, el Caribe y el Atlántico Americano, el Occidente y el Oriente del mundo.


Desde la línea que atraviesa el Ecuador hacia Greenwich, hacia el norte, el sur, el oriente y el occidente, de seguro que tendremos posibilidades de servir.


Viva el Futuro y Viva la Libertad!




138 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Política
Cultura
Economía
Sociedad
Ambiente
bottom of page