top of page

TOTALITARISMOS Y POBREZA

Treinta mil ó un millón, los muertos los ponen los países; los asesinos controlan con ello el poder y el dinero. Al final, la gente no solo pone los muertos a balazos, sino que la muerte entra vía pobreza; mientras en su círculo de hierro, el líder totalitario asesina y mata.


Lo vemos en documentales, urbi et orbi, per secula seculorum: somos como abejas. Construimos la sobrevivencia a pesar de que estemos en peligro de extinción. Seguimos haciendo colmenas hexagonales por dentro e informes por fuera. En el corazón está la abeja reina, mientras afuera está el sol y la adicción al azúcar, el aguijón, el picado y la muerte al picar.


TOTALITARISMO Y MUERTE VS DOLARIZACIÓN Y PACIFICACIÓN


Se dice que en Chile, Pinochet y su régimen crearon 30 mil muertos; se dice que en Rusia, Lenin y su régimen crearon 1 millón de muertos; se dice que en Ecuador, bajo el gobierno del otro Lenin, Moreno, hubo dos muertos.


A Ecuador, la Dolarización le salvó de la pobreza y el totalitarismo; de nuestro Lenin solo se dice que tuvo 2 muertos; de Lasso no se habla en términos de muertos por totalitarismo, pero se le pide que sea un Bukele, para evitar el totalitarismo narco y delincuencial, así como se le pide que limpie su gobierno de corrupción y así pueda ser creíble para inversionistas, ciudadanos, y líderes hexagonales locales, nacionales, regionales, continentales y globales.


CREDIBILIDAD, FUERZA PÚBLICA Y CRECIMIENTO


Hoy, Lasso no es creíble; tampoco lo es Boric. La gente les pide a ambos, en Ecuador y Chile que sean como Bukele en el Salvador, y que hagan con los delincuentes lo que hace la policía y el ejército dentro y fuera de San Salvador: aplicar la fuerza pública, en lugar de indultar.


Mientras no lo hagan, y mientras la delincuencia y el narco-tráfico sigan avanzando en Ecuador y Chile, como lo hacen en Colombia, México, Bolivia, Perú, Argentina, Surinam o Brasil, en toda América y todo el mundo, nuestra región no será creíble, y cada país tendrá crecimiento económico magro ó negativo, como se prevé para la ex lumbrera Chilena, en este 2023.


TOTALITARISMO MILITAR VS DOLARIZACIÓN TOTAL


A Ecuador, la Dolarización no solo le salvó de la pobreza y el totalitarismo dictatorial en la década de los 2000 y en la de los 2010; sino que a pesar de la violencia y la virulencia, le salvará y le generará crecimiento en la década de los 2020.


La Dolarización es la Reina del Panal Hexagonal, que es la sociedad en la cual los humanos ecuatorianos, como abejas sobrevivientes, seguimos creando producto interno bruto y producto nacional neto, dentro y fuera del país.


La Dolarización está ya en el ADN de los Ecuatorianos, como el Dólar está en el ADN de los Latino-Americanos.


Una dolarización total nos ahorra la necesidad de tener líderes totalitarios, como Bukele, sí y sólo sí va acompañada de derechos y diálogo. Mientras debatíamos esto en Carondelet, al analizar políticamente con el Presidente Mahuad su toma de decisión económica más trascendental, recuerdo haberle dicho lo siguiente: "La Dolarización será el Pinochet no sangriento de Ecuador".


LA DOLARIZACIÓN: NECESARIA PERO NO SUFICIENTE


Hoy, pasados 23 años de aquello, y mirando las cifras y la vida en Chile, pienso que Chile se desarrolló con Pinochet, pero sobre todo con la Concertación; con la derecha, el centro y la izquierda jugando patrióticamente.


Eso es lo que debemos transmitir a las nuevas generaciones: el patriotismo que venga con todos sus colores y banderas, estemos o no dolarizados.


Cuidar las instituciones es lo básico.


En Ecuador perdimos el Sucre como institución porque los políticos no supieron cuidarlo al tomar sus decisiones, y porque los votantes no supimos cuidarlo al tomar las nuestras.


Hoy la Dolarización es la líder totalitaria, no democrática: nos obliga a los ecuatorianos a ser liberales en lo económico, ordenados en lo fiscal, disciplinados en el manejo de los precios, innovativos en la producción, abiertos en la comercialización, y competitivos en la globalización. No es una mala líder; no es sangrienta, y sobre todo, siendo totalitaria, no es democrática, pero funciona.


Sus resultados básicos son posibles porque le cedimos el señoreaje a EEUU, destruimos la maquinita de imprimir billetes, dejamos atrás la inflación y la devaluación, hicimos añicos la dependencia del Fisco con respecto del Banco Central, y pasamos a tener independencia total de la banca con respecto a la política monetaria.


PINOCHET FUE MÁS QUE UNA DOLARIZACIÓN: CEDIÓ EL PODER EN UNA VOTACIÓN


Ciertamente, Pinochet fue totalitario, pero trajo a los Chicago Boys a Santiago, y ciertamente, cedió el señoreaje del país cuando por la presión internacional, y sin duda, la misma de los EEUU, convocó a elecciones democráticas y, luego de perder, se fue en paz, dejando su constitución para que se reforme una y otra vez, como ha hecho la Concertación y el Diálogo en Chile.


Ciertamente, Ecuador no tiene ya solamente a un Pinochet totalitario inicial y demócrata al final, en su dolarización actual. Ecuador tiene una reina en sí misma: gobierna ya por 23 años (2000-2023) el país en términos totalitarios económicos, y su reino ha durado ya seis años más en el gobierno que los 17 de Pinochet (1973-1990).


Lo que le falta a la dolarización de Ecuador es, ahora, parecerse más al Pinochet de fines de los 80s y el Senador Vitalicio de los 90s: avanzar hacia la transición y armar el país como lo pactaran, al cierre e inicio de los 80s y 90s los equipos de Pinochet y Aylwin en el Chile que, así, surgío en medio de las crisis latino-americanas de los 90s y los 2000s.


TOTALITARIMSO, POBREZA Y DOLARIZACIÓN: ECUADOR VS EL SALVADOR


Ecuador, en ausencia de Concertación y Unidad, puede estarse alejando del Chile del Cono Sur de los 90s y 2000s, para parecerse más a El Salvador en Centro-América; allí están dolarizados, pero por falta de diálogo, el camino que se siguió fue el de la violencia y el delito; por ello, El Salvador ha elegido un Bukele, para poner en orden lo que no funciona en favor de su dolarización.


Ecuador está a tiempo para detener los delirios Bukelistas, pues no ha tenido Maras, pero para hacerlo, deberá dejar de sufrir el ataque de los narcos a través de sus canales políticos.


Hasta hace unas semanas, se pensaba en Ecuador que no se necesitaba imponer el orden con balas, sino con otra cesión de señoreaje hacia EEUU: cederle el rol de juzgar a los corruptos y los delincuentes, los narcos.


El pensamiento del Presidente Lasso, se intuye, fue sencillo, como cuando tomamos la decisión junto a otro Presidente Demócrata Cristiano, Jamil Mahuad, en Carondelet: La justicia en EEUU funciona, como funciona la Reserva Federal: con autonomía.


CEDER VS RECUPERAR LAS INSTITUCIONES


Colombia hizo lo que pensaba Lasso; cedió la institucionalidad de la justicia para lograr pacificar el país y decir a viva voz: "el riesgo es que te quieras quedar".


Hoy Colombia ha elegido un presidente de izquierda por primera vez en su historia. El riesgo es que se quieran quedar; sin embargo, gracias a la institución de la extradición, el riesgo de los que se quieren quedar con el poder y el dinero, es que no se puedan quedar en el país con dicho dinero, sino que puedan ser extraditados al país con más poder y más dinero.


La política internacional no solo está asociada al dinero, sino al poder. Se cede y se entrega, se toma y se recibe: instituciones y cooperaciones.


Quizá por ello, Colombia no sea tan riesgoso como se lo ve, y supere democráticamente este tiempo de incertidumbre.


Ecuador, quizá por ello, ha votado que no a la extradición, y no ha cedido su institucionalidad jurídica para darle más poder a EEUU, en medio de los tiempos de guerra entre Rusia y Ucrania, que se juega en todo el planeta.


Hoy, quienes dijeron que no a la extradición, y trabajaron y trabajan con sueldo o nombre ruso, celebran y piden la cabeza del presidente Lasso, que se jugó por ceder señoreaje jurídico hacia EEUU. La guerra fría se sigue peleando en Ecuador, junto con la guerra a las drogas, la vieja narco-guerrilla, y todo lo que es nuestra historia, dando y recuperando instituciones a los políticos mientras se espera que hagan algo bueno alguna vez.


PACIENCIA MACRO Y ACCIÓN PROPIA EN LO MICRO


En lo macro, político, Ecuador ha dicho que sí se la puede y que no necesita hacer como antes, que debió ceder su moneda.


Veamos: hay 4 años desde Mayo para evaluar.


La paciencia oriental que debemos tener en estos tiempos de influencia de China en el mundo, nos dice que los gobiernos locales de las grandes ciudades serán un espacio de poder para probar si los votantes, democráticamente eligieron bien a quienes ofrecieron no ser Bukele, pero sí combatir a la delincuencia, y crear seguridad.


Ya veremos, con paciencia, cómo les va.


En Chile, mientras tanto, los ecuatorianos que vivimos acá, miramos lo que se está haciendo, desde un gobierno al que se le tiene igualmente paciencia macro. La izquierda ganó porque ofreció pacificar el Sur con diálogo y concertación. Hoy el 60% de popularidad ha caído a la mitad, comenzando dicha caída en el día en el que los jóvenes gobernantes debieron salir del Ministerio del Interior tras ser recibidos a balazos en el Sur, a las pocas semanas de su elección.


La paciencia ha pagado, eso sí: pues luego de sus fracasos, el gobierno ha decidido trabajar, ahora sí, con el empresariado. La acción macro no llega, así que la solución viene de la mano de lo micro. Suficiente para seguir esperando con paciencia y avanzar dialogando a conciencia.


DOLARIZACIÓN, DERECHOS Y DIÁLOGO: JUSTICIA EN 3D


No hay misterios en la vida. La Dolarización es necesaria pero no suficiente; requiere Derechos (como los que construyó la Concertación en Chile) y requiere Diálogo (como se está haciendo en Chile con la nueva generación de izquierda que cada vez se parece más a la vieja y dialogante Concertación).


Si Ecuador cede al empresariado quiteño y guayaquileño el señoreaje de la justicia, posiblemente no deba cederlo hacia EEUU. Si el empresariado nacional ecuatoriano es capaz de hacer lo que hace el empresariado nacional chileno, que apoya a su gobierno, aunque sea de izquierda, posiblemente pueda hacer del país un espacio justo y sin pobreza.


Mis amigos de derechas me dirán que es riesgoso, y que podemos terminar como Cuba, Venezuela, ó Nicaragua, con totalitarismos y pérdida de la democracia; y sí: el riesgo está. Sin embargo, lo mismo se dijo en Ecuador en los 2000 y 2010s, y ahí estamos, con gobiernos que resisten los embates de las revoluciones porque los ciudadanos votan y ceden poder e instituciones, y porque lo que no funciona en lo macro se resuelve desde los no políticos, en lo micro.


En Ecuador, los empresarios que invierten allí (sean o no ecuatorianos) no necesitan un presidente empresario, pues tienen ya el poder garantizado, basado en un modelo que funciona en 3D: la Dolarización, los Derechos y el Diálogo.


Con aquello se superó ya una vez el socialismo del siglo 21, y con ello se superará siempre el socialismo del siglo 20, el 21, el 22 y todos los siglos, pues el socialismo, como el capitalismo, será eterno, pero tendrá eternas debilidades, como su par, el imperfecto, pero indestructible capitalismo.


A SEGUIR DIALOGANDO


Se dirá que el Diálogo ha fracasado; sin embargo aquí estamos leyéndonos por años en ADN@+: todos hexagonales, todos en paz, todos a la quiteña y latino-americana: con humor y con calma, con sal y pimienta, y sin más tropicalismos simulando ser quiteños, y sin más euro-centrismos simulando ser latino-americanos.


Que conste, y que se recuerde: las cosas se pueden hacer bien, como se han venido haciendo en el siglo 21 en Ecuador, a pesar de nuestros tropiezos latino-americanos; ya es tiempo entonces de entender que el Diálogo no es una mesa y un momento, sino un proceso y una disciplina para recuperar la identidad: el ADN@+.


Nuestros queridos hermanos indígenas ecuatorianos lo entendieron siempre, y lo pusieron en práctica en los 90s, con paciencia; hoy, vienen ya segundos en el poder atrás de los tropicales simuladores de quiteñidad en Ecuador.


Quito fue y será, por ello, Luz de América. Hace dos siglos, bajo el liderazgo intelectual de Espejo y su Sociedad Patríotica, y hoy bajo el liderazgo de los nuevos quiteños con el mismo ADN@+ de Espejo, ese que unió a los indígenas contrarios a la quiteñidad española ancestral y favorables al Pachakutik de los 500 años de resistencia.


Mucho de ello es lo que se juega y se jugará, también eternamente, más allá del socialismo y el capitalismo en el Ecuador de Atahualpa, como se juega en la Bolivia de Evo, en el Perú de Huáscar, en la Colombia de Petro, y en el mismo Chile de los Mapuches, en la Centro-América de los Mayas, el México de los Aztecas, y hasta en los mismos Estados Unidos de América y sus pueblos originarios y los migrantes de pueblos originarios de todo el continente.


LO INDÍGENA: LA ÚLTIMA FRONTERA


Conversaba, por todo lo anterior, en estos días con mis hermanos indígenas, con mis amigos social-cristianos, y con la gente del gobierno ecuatoriano, como con inversionistas interesados en Ecuador y América desde lo global: es hora de hacer las paces y dejar que la democracia funcione con elecciones todas las veces que sean necesarias, como hizo Chile, tras su estallido, probando y errando, cambiando y votando.


Me gusta mucho el nombramiento de Henry Cucalón en Ecuador, pues de seguro su conocimiento de todo esto es algo probado.


En lo personal, como demócrata, como le decía al nuevo premier de Ecuador en los tiempos de la Unidad de los 2016, "no me molesta si en una vuelta de un mes o un año, un trimestre o un semestre, dos ó cuatro años, gana la izquierda o la derecha, lo cristiano o lo no cristiano, lo de un color u otro".


Nos demoraremos, pero avanzaremos en lo macro: eso es lo que sabemos los que de verdad amamos lo social y lo cristiano.


TIEMPO DE AVANZAR EN LO MICRO


Para lo micro, mientras tanto, nosotros seguiremos avanzando en el Diálogo Hexagonal; por hoy, ya hay 5 dimensiones que empiezan con D y que han ido haciendo del Ecuador, como les decía ayer a inversionistas mineros chilenos en un desayuno, un país interesante para refugiar capitales, por su/sus : 1) Dolarización, 2) Democracia, 3) Derechos, 4) Descentralización, 5) Diálogo. A Ecuador solo falta la última "D" de la 6) Dinámica.


Esperemos que junto con el votar "No", y el elegir lo que se eligió vía D2 en D4, se pueda pasar no solo hacia la descentralización del estado nacional hacia el local, sino hacia la descentralización desde el estado hacia el mercado.


Si algo puede aprender de Chile Ecuador hoy, es a hacer como hace hoy su izquierda, que pide ayuda y convoca al empresariado y a los líderes elegidos post Pinochet y post Bachelet. Así, se puede retomar la agenda D3 y se puede recuperar D6.


Abajo, en la post-data, se revisará que sin tiranía, se puede cumplir en toda América con lo pactado por Ecuador con la poderosa CONAIE y el mundo indígena en su D5, de modo que en paz, se pueda avanzar más allá, haciendo el "peacing" (ver imagen final) y caminar juntos hacia D0: lo que Dios (y no el Estado) mande, prohíba o permita.


Roberto F. Salazar Córdova

DIÁLOGO HEXAGONAL


Ps: hacer las "PACES" comienza con "P", como comienza el enemigo "Cero", que es la P0: la Pobreza. Combatirla requiere llegar a tener "profits", siguiendo un "plan", un "programa" y un "proceso" empresa por empresa, proyecto por proyecto, convocando a la participación hexagonal, a los permisos hexagonales, y al mecanismo de precios hexagonal.





111 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


Política
Cultura
Economía
Sociedad
Ambiente
bottom of page