top of page

CHILE: TRENES POLITICOS SIN "WAYS"

Actualizado: 26 abr 2021

Desde la política pública, hay dos formas en las cuales puede dejarse caer y perder la economía y el milagro productivo y de bienestar de cualquier país: 1) lo presupuestario, y 2) lo legal. En el primero, el ejecutivo tiene la el brazo derecho; en el segundo, el legislativo es el que acciona el brazo izquierdo. Cuando ambos brazos se sueltan de la vara alta por distraerse en acusaciones que van de derecha a izquierda y de izquierda a derecha, el cuerpo social de los países pasa a ser presa del vacío y cae aceleradamente, por inercia sin contrapeso, llegando al piso o hasta el subsuelo hasta el cual los lleven las masas y su peso acelerado por la gravedad del estado natural con el cual haya jugado la naturaleza.


Los brazos deben asirse a la vara, y la cabeza del estado debe mirar no tanto hacia las manos y los dedos, sino hacia el horizonte, de modo de hacer lo que le corresponde en buena lid, con la mirada tranquila y calma, de modo de tomar aire, subir con ambos brazos, y salir del aprieto junto al cuerpo social, despojándose de los pies de plomo: con creatividad y flexibilidad extrema, a pesar del cansancio.


En Chile hoy por hoy se está jugando un juego no cooperativo en el cual el resultado para los políticos es claro: perder-perder. La sociedad nacional y regional mira atónita cómo el mundo político es incapaz de dejar a un lado el ego y producir un país de encuentros, donde se tome la evidencia científica de lo que representa la pandemia para todo el mundo, se valore la situación relativa de Chile frente al orbe, se lidere y se tenga la fuerza de autoridad necesaria para calmar a la clase popular, política y mediática, que han convertido la tragedia del país en un show tétrico: un juego del "gran hermano" tan real como doloroso, tan deprimente como asfixiante.



¿Choque Electoral de Trenes?


Mientras se pierde un mes tras otro de actividad económica, los políticos mantienen un juego de corto plazo, enfocado en el 15 de Mayo, convirtiendo a los retiros de los ahorros de los ciudadanos en el botín de campaña, tomando decisiones "en favor" de la gente, al erigirse en "salvadores de la patria".


Es un festín de retiros de ahorros: desde uno y otro lado, llevando las cosas hacia un cuarto retiro, con lo que un 40% de los fondos de ahorro privados pasarían, por mano del estado, hacia las personas, olvidando el largo plazo en el más puro estilo keynesiano en pandemia. Y cabe la pregunta: ¿En el largo plazo, todos estaremos muertos (como decía Keynes)?


En las escuelas de economía se estudia que el consumidor representativo tiene vida infinita. Vive más allá del largo plazo: se lo entiende porque el consumidor, como una hormiga, vive de forma infinita, porque no importa el nombre o la cara de la hormiga: el apellido se hereda junto con el ADN, la cara, los bienes, los ahorros y las propiedades.


¿Show o Plan?


¿Está, entonces, perpetrándose un despojo de los hogares y sus herencias, protegidas en las AFPs, desde la derecha que controla el sistema financiero, con apoyo de la izquierda que controla el sistema político?


¿Están los políticos y las empresas, de izquierda y derecha, alinenando a la gente en sus espacios de querencia, y generando polarización, para crear un efecto distractor, mientras sacan de todas las zonas seguras todas las joyas de la corona, para que entren en circulación a precio de remate y se enriquezcan más los más ricos y se empoderen más lo más poderosos?


En el antiguo Chile, el ahorro era una señal de libertad que blandían tanto la izquierda como la derecha desde sus principios. La historia del país es una de rigor, en la cual el populismo no era opción, pues había que ahorrar en tiempos de vacas gordas para resistir los tiempos de vacas flacas.


Aquello no se inauguró con Pinochet y los Chicago Boys. Aquello existió siempre en Chile. La forma en la cual se ahorraba y capitalizaba era a través de la educación. Así salió en sus años Chile de las pandemias, crisis mundiales, terremotos, y crisis sociales y políticas.



Hoy unos y otros se juegan el todo por el todo para un proceso poco Schumpeteriano de destrucción poco creativa de lo institucional que ya había sido destruido y reconstruido con creatividad, a sangre y fuego, a la chilena, dos veces: desde la izquierda primero y desde la derecha después.



Nuevas Categorías y la Muerte de la Revolución Democrática y la Evolución Política


No se entiende que la izquierda quiera volver a lo de los 70s, medio siglo después, con poca creatividad, para destruir lo que ya se destruyó, y tampoco se entiende que la derecha quiera volver a la misma época, con la misma distancia en años, igualmente, con poca creatividad.


Hasta ayer, la derecha y la izquierda al menos contaban con etiquetas y grupos que querían mantener lo institucional en democracia y evolución.


Tras la forzosa situación de alineamiento y el choque de trenes en acción, los que no se han alineado desde abajo hacia arriba empiezan a quedarse solos; lo mismo les ocurre a aquellos que desde arriba para abajo no lograron alinear a los que querían en su bando propio y a los que convocaron en el bando ajeno.


El resultado que se va produciendo conforme lo publican hora tras hora los periódicos, es solamente una expectativa de incremento de impuestos: lo que siempre ocurre en esos escenarios. Serán los ciudadanos quienes paguen los platos rotos y el exceso en los vinos de la borrachera política de lo electoral.


Al final: los ciudadanos estarán perdiendo sus ahorros conseguidos en tiempos de bonanza, mientras que los políticos jóvenes perderán sus espacios de capital político ganados en tiempos de estabilidad.



El mapa que va quedando


En tiempos de guerra solo sobreviven los que tienen mejores dotaciones iniciales: los partidos rancios e ideológicamente sólidos.


Esto se lo ve desde el lado del comunismo que ha fijado ya rumbo con su candidato ahora oficial. Por el otro lado, el afín a lo otrora militar va apuntalándose un partido republicano que ve cómo su espacio sociológico se sigue ampliando conforme se auto debilitan las alianzas en el Chile vamos otrora ganador frente a ellos en elecciones como competidores de derecha.


La línea estratégica de la derecha que iba hacia la izquierda comienza a irse hacia la derecha más tradicional, coincidiendo con las fracturas en el sub-sector de la "evolución política", pasando además por las desaveniencias notorias en el ala de la renovación nacional, e incluso transitando por las idas y vueltas del alero de la unión demócrata independiente.



Un viejo amigo socialista me decía que en las guerras políticas lo primero que vuelan son los puentes. A la izquierda o al progresismo, le está pasando lo mismo que a la derecha: la democracia cristiana, que trataba hasta hace pocos días de irse más hacia la izquierda, le está llegando la facturo y hoy no duda en criticar desde sus senadoras a su antiguo polo opuesto en dicho sector: el socialismo y sobre todo el comunismo.

En medio de esta desazón, los candidatos perdedores en segunda vuelta de hace cuatro años, los radicales, ya hacen escuchar su voz desde el senado, pidiendo "revancha"y acusación constitucional contra el presidente ganador en funciones.


El viejo Chile de los saludos del perdedor al ganador tras elecciones y el de la concertación post dictadura, que daba y recibía el poder hacia la derecha o hacia la izquierda, ya no es el que se observa dentro del país y en el exterior.



A prender el "Ways": Descentralizar y Dialogar


EL DERECHO AL DIALOGO Y LA DESCENTRALIZACION EN CHILE

Fuente:


Yo soy solo un extranjero con 25 años de residencia permanente en Chile. He visto el Chile de los maravillosos 90s y el actual. En 30 años de los 50 años desde la última crisis y constitución hasta hoy vigente.


Chile va por lo conservador en derechos y digitalización, desde la izquierda y derecha respectivamente, pero a más de aquello, sin invalidar el proceso de elecciones, que es lo conservador (conservar el poder y conservar el dinero), hay que orientar las ONGs y las empresas hacia arriba y no hacia abajo, pasando el mero cuadrante de la izquierda y la derecha, incorporándose desde la izquierda las comunidades y desde la derecha los inversores, dando un rol protagónico a la academia y su conocimiento, enfocado en lo suyo como un impulso a la razón por sobre la fuerza, como debe ser.


Saludos y bienvenidos a pensar el futuro juntos en ADN@+



 

LECTURAS RECOMENDADAS:




83 visualizaciones0 comentarios

Comments


Política
Cultura
Economía
Sociedad
Ambiente
bottom of page