top of page
  • Foto del escritorADN@+

QUERIDO JAIME

Actualizado: 23 oct 2021


HOLA MI QUERIDO JAIME


Antes que nada, mi saludo a ambos, con mi posición sobre lo ocurrido ayer en Quito:



Junto con saludar, y tras lo dicho, esta carta es escrita con afecto, y tiene dos destinos queridos y distantes de Quito: Jaime Nebot y Jaime Vargas. La pueden leer por separado o juntos. Idealmente ambos en ambos casos, e idealmente podríamos encontrarnos en Quito, si ambos vienen del Sur: Costa y Oriente, hacia la Capital y la Sierra.





HAGAMOS LAS PACES


Te invito, querido Jaime, a que caminemos políticamente juntos para juntos hacer las PACES: Política, Ambiental, Cultural, Económica, y Socialmente...


POLÍTICA

Podríamos hacer una marcha política conjunta de convergencia de fuerzas vivas quiteñas ciudadanas y militares, guayaquileñas empresariales y civiles, y comunidades indígenas amazónicas y serranas.


AMBIENTE

También podríamos volver a juntarnos como lo hicimos en Macas para canalizar soluciones ambientales como Sapap-Entsa, que como ustedes firmaron directamente, a la vez impulsen la minería y el diálogo de defensa de los derechos de todos los ecuatorianos y el planeta.


CULTURA

Podríamos convocar juntos, como ya hicimos en el pasado, al encuentro de las culturas, invitando a grupos internacionales como a fuerzas vivas de otras provincias representativas de lo Afro, y de otras razas, incluidas las fuerzas de tantos migrantes del pasado y del presente: del Extremo Oriente, del Oriente Medio, de Europa, de la misma América del Norte, Centro y Sur.


ECONOMÍA

Podríamos conversar largamente, como hemos hecho varias veces en nuestros hogares, sobre la economía, sus retos, lo fiscal, la inversión, el crédito, la producción, el empleo, lo macro y lo micro, las tasas de interés, los precios, la inflación, la exportación, las industrias, el desarrollo agrícola, pecuario, pesquero, el agua como recurso, los salarios y los ingresos, y tantos otros temas de fondo que compartimos en la preocupación en torno a los nuestros.


SOCIEDAD

Finalmente, podríamos terminar de hacer las paces socialmente hablando, a través de un encuentro en el lugar común de las políticas sociales: la educación, la salud, la pobreza, la vivienda, el alcantarillado, las pensiones, la seguridad social, la protección social en sí misma bajo formas de trabajo conjuntas que a la vez respeten las formas locales de trabajo en comunidad, parroquia, ciudad, provincia, región, país, continente y humanidad. De seguro podemos encontrar en el planeta la solución a nuestra tierra ecuatoriana.


CONSTRUYAMOS UN PAÍS EN 4-D


Un Ecuador Descentralizado en las responsabilidades y que así logra consolidar su Diálogo, sus Derechos y su generación de Divisas.


Quito puede ser autónomo y libre como siempre ha soñado, Guayaquil también, por sus 200 años, y de seguro es posible avanzar tras 500 años, tras el 12 de Octubre, en un día real de la raza, con Circunscripciones Territoriales Indígenas. Todos podemos, con los demás en el país, encontrarnos en Autonomías bien dialogadas. Dialoguemos la Descentralización, sobre la base de los acuerdos ya existentes de Derechos y Dolarización.


Creo en lo social, cristiano y el pachakutik como formas de suma de una revolución ciudadana que avanza hacia un centro democrático, con un ecuatoriano unido en movimiento y amigo, que construye su democracia, sí, desde derechas e izquierdas democráticas, en concertación, que crea una sociedad patriótica, y que puede conducir a una autonomía en unidad, o a una convergencia pluricultural y diversa.


UNIDAD Y CONVERGENCIA


Hacer las PACES, querido Jaime, implica trabajar juntos la unidad y la convergencia, nosotros tres, desde lo político, juntando no solo argumentos técnicos que los tenemos en nuestros equipos de trabajo, sino recursos, que los tenemos en nuestros territorios en lo nacional e internacional.


Esta carta es una invitación para articular un modelo verdadero de unidad y convergencia, que convoque y atraiga no solo a los políticos, sino a las bases reales que trabajan día a día en el estado, el mercado, las ongs y la sociedad civil, las comunidades, la academia y los medios, y las iglesias junto a los organismos internacionales, todos en favor de los hogares y las familias.


Estoy seguro de que podemos hacer un diálogo “hexagonal” (al menos) como suelo llamarle y como hemos conversado varias veces, caminando políticamente juntos, sin correr electoralmente, ni gatearle políticamente a nadie, como jamás lo hemos hecho ninguno de nosotros en búsqueda de un cargo o un encargo.


CAMINEMOS Y CO-INTEGREMOS JUNTOS


Podemos caminar políticamente juntos pero libres, en unidad y convergencia, pero en diferencias que se cointegran, como estoy seguro quieren nuestros amigos serranos, costeños, amazónicos e insulares, así como querremos tantos ecuatorianos que no residimos en el país porque trabajamos continental y globalmente el diálogo como forma de aceleración de inversiones en los diversos países, en los diversos territorios del planeta.


Juntándonos y convocando positivamente es como podemos recuperar nuestro ADN Ecuatoriano, y mostrar un ejemplo para el mundo en torno a la forma de salir en paz de una temporada de crisis, asumiendo el riesgo y convirtiéndola en una oportunidad para juntar: factores, actores, sectores y territorios.


Sigamos dando un paso adelante cada día, mirando hacia la próxima década, y asumiendo los retos políticos, ambientales, culturales, económicos y sociales que hemos conversado históricamente, y que hoy debemos gestionar juntos, conforme les convoco hoy, como amigo y ciudadano.


Les envío un abrazo fuerte, y estaré atento a colocar el espacio virtual o real, con la tecnología del diálogo hexagonal, para que nos juntemos y demos vida al hacer las paces, con todos los mega-proyectos que podremos impulsar juntos, bajo alianzas público-privadas-comunitarias, y una economía de la convergencia, que es aquello con lo que todos los ecuatorianos, nosotros y todos los que nos leen, soñamos.


Un segundo abrazo fuerte y bendiciones, hagamos las paces y lideremos juntos el diálogo y construyamos el nuevo ADN desde el encuentro con la tecnología positiva y el mundo abierto para todos quienes queremos pisar fuerte en lo global, bajo una identidad consolidada de unidad en la diversidad, queridos Jaime Nebot y Jaime Vargas.


Dialoguemos como Dios manda!


Con todo el cariño,

Roberto


Roberto F. Salazar-Córdova

ADN@+

244 visualizaciones1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

1 comentário


Siempre claro tu visión y tu mensaje Roberto. Y así es tumbando el monumento no se borran 500 años de historia. Un abrazo.

Curtir
Política
Cultura
Economía
Sociedad
Ambiente
bottom of page